TEPP-TWIN


Unica y versátil, ofrece a los chefs más creativos la posibilidad de inventar y crear recetas sin necesidad de utilizar otros recursos: desde los entrantes a los dulces, pasando a través de los platos principales, el resultado es siempre una armonía de sabores y colores acompañada por la exaltación de los principios nutritivos. El uso de la placa fría (hasta -38°C) permite la reducción microbiana y ayuda la fijación del color y propiedades de los alimentos. La transición de la placa fría (-38°C) a la caliente (+240°C) activa el choque térmico que mejora el color y la textura de los alimentos. El plato se acaba en una de las dos placas, de acuerdo con la receta deseada.




RICETTE